20220729 santander02
29 de julio de 2022
SANTANDER
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de LA QUINTA
 
Antonio Ferrera
MIGUEL ÁNGEL PERERA
José Garrido
 
 
Perera indulta a Hurón-48
 

Tarde grandiosa de Miguel Ángel Perera en Santander, su Santander. Una plaza determinante en su carrera, con la que comparte un idilio más que consolidado año tras año, triunfo grande tras triunfo grande. Pero lo bueno del toreo, como de la vida, es que nada está nunca culminado y hoy Perera, después de tantas ya, ha compuesto una de sus tardes más macizas y rotundas en el Coso de Cuatro Caminos. Y redondas, gracias al culmen que siempre es el indulto de un toro. Hurón-48 se llama éste, de La Quinta, un toro no perfecto, pero sí muy bravo, con una movilidad y una entrega enclasada realmente vibrante, al que el torero extremeño le sacó lo mejor para hacerlo mejor aún. Perera lo vio pronto, nada más pisar la arena nublada de Santander y lo toreó muy despacio rodilla en tierra con el capote a la verónica. Tan despacio como después en el quite antes de comenzar una faena de muleta a la que no le sobró nada. El arranque fue definitivo para que la gente se diera cuenta de que estaba ante algo muy grande. Hasta ocho pases en el comienzo hierático en los medios, por la espalda y por la barriga, sin mover una pestaña, sin que cupiera el aire, culminado con un muletazo en redondo absolutamente eterno. Fue ponerle la muleta por delante, a la distancia exacta Miguel Ángel, y enrollarse el toro en su cintura, hierática también. Un inicio de rugido, empezando por el torero. Cada tanda tenía más entidad la siguiente a la anterior, pero todas con el denominador común de su capacidad de ligar gracias al imán impecable de su muleta. Las series tenían verdadera mecha, peso en lo cualitativo y en lo cuantitativo, de modo que Perera, gracias de nuevo a la batuta de su pañosa, de tan tapado como lo llevaba, le corregía esa leve tendencia a entregarse menos en los remates. Lejos de dejar que eso se viera, Miguel Ángel hacía de cada tanda un único muletazo hilado sin más tiempo en él que aquél en el que cabía todo el toreo. El rumor del indulto empezó a asomar mientras que el extremeño seguía toreando y se acrecentó hasta el clamor desde que montó por primera vez la espada. No hizo el torero más que responder a la reacción espontánea de la gente, que, en el toro, es la que nunca se equivoca. El palco fue sensible a la petición, unánime, y Hurón-48 regresó a la vida de donde vino para quedarse ya siempre en ella. La cara de felicidad de Miguel Ángel lo resumía todo…

 

Tuvo también ocasión de disfrutar del toreo en su primero, que fue noble y tuvo buena condición, pero al que le faltó algo más de empuje para que la transmisión de la faena fuera mayor. Lo templó una barbaridad con el capote y lo toreó impecable por los dos pitones con la muleta. Le costó los remates al de La Quinta, pero, como luego, la capacidad de Perera para hacer de su mando una brújula de seda mejoró las embestidas del burel. Mató de una gran estocada y cortó su primera oreja empezando así a marcar el ritmo de una tarde absolutamente suya. 

Coso de Cuatro Caminos de SANTANDER. Tres cuartos de entrada. Se lidian toros de LA QUINTA
 
Antonio Ferrera: palmas y ovación
Miguel Ángel Perera: oreja y dos orejas y rabo simbólicos
José Garrido: silencio y ovación
 
Miguel Ángel Perera indulta al toro Hurón-48, de La Quinta.
 
 
20220729-santander010.jpg 20220729-santander011.jpg 20220729-santander012.jpg 20220729-santander013.jpg 20220729-santander014.jpg 20220729-santander015.jpg 20220729-santander016.jpg 20220729-santander017.jpg 20220729-santander019.jpg 20220729-santander020.jpg 20220729-santander021.jpg 20220729-santander022.jpg 20220729-santander023.jpg 20220729-santander024.jpg 20220729-santander025.jpg 20220729-santander026.jpg 20220729-santander027.jpg 20220729-santander028.jpg 20220729-santander029.jpg 20220729-santander030.jpg 20220729-santander031.jpg 20220729-santander032.jpg 20220729-santander033.jpg
 
Fotos JOAQUÍN ARJONA
20220729 santander02
29 de julio de 2022
SANTANDER
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de LA QUINTA
 
Antonio Ferrera
MIGUEL ÁNGEL PERERA
José Garrido
 
 
Perera indulta a Hurón-48
 

Tarde grandiosa de Miguel Ángel Perera en Santander, su Santander. Una plaza determinante en su carrera, con la que comparte un idilio más que consolidado año tras año, triunfo grande tras triunfo grande. Pero lo bueno del toreo, como de la vida, es que nada está nunca culminado y hoy Perera, después de tantas ya, ha compuesto una de sus tardes más macizas y rotundas en el Coso de Cuatro Caminos. Y redondas, gracias al culmen que siempre es el indulto de un toro. Hurón-48 se llama éste, de La Quinta, un toro no perfecto, pero sí muy bravo, con una movilidad y una entrega enclasada realmente vibrante, al que el torero extremeño le sacó lo mejor para hacerlo mejor aún. Perera lo vio pronto, nada más pisar la arena nublada de Santander y lo toreó muy despacio rodilla en tierra con el capote a la verónica. Tan despacio como después en el quite antes de comenzar una faena de muleta a la que no le sobró nada. El arranque fue definitivo para que la gente se diera cuenta de que estaba ante algo muy grande. Hasta ocho pases en el comienzo hierático en los medios, por la espalda y por la barriga, sin mover una pestaña, sin que cupiera el aire, culminado con un muletazo en redondo absolutamente eterno. Fue ponerle la muleta por delante, a la distancia exacta Miguel Ángel, y enrollarse el toro en su cintura, hierática también. Un inicio de rugido, empezando por el torero. Cada tanda tenía más entidad la siguiente a la anterior, pero todas con el denominador común de su capacidad de ligar gracias al imán impecable de su muleta. Las series tenían verdadera mecha, peso en lo cualitativo y en lo cuantitativo, de modo que Perera, gracias de nuevo a la batuta de su pañosa, de tan tapado como lo llevaba, le corregía esa leve tendencia a entregarse menos en los remates. Lejos de dejar que eso se viera, Miguel Ángel hacía de cada tanda un único muletazo hilado sin más tiempo en él que aquél en el que cabía todo el toreo. El rumor del indulto empezó a asomar mientras que el extremeño seguía toreando y se acrecentó hasta el clamor desde que montó por primera vez la espada. No hizo el torero más que responder a la reacción espontánea de la gente, que, en el toro, es la que nunca se equivoca. El palco fue sensible a la petición, unánime, y Hurón-48 regresó a la vida de donde vino para quedarse ya siempre en ella. La cara de felicidad de Miguel Ángel lo resumía todo…

 

Tuvo también ocasión de disfrutar del toreo en su primero, que fue noble y tuvo buena condición, pero al que le faltó algo más de empuje para que la transmisión de la faena fuera mayor. Lo templó una barbaridad con el capote y lo toreó impecable por los dos pitones con la muleta. Le costó los remates al de La Quinta, pero, como luego, la capacidad de Perera para hacer de su mando una brújula de seda mejoró las embestidas del burel. Mató de una gran estocada y cortó su primera oreja empezando así a marcar el ritmo de una tarde absolutamente suya. 

Coso de Cuatro Caminos de SANTANDER. Tres cuartos de entrada. Se lidian toros de LA QUINTA
 
Antonio Ferrera: palmas y ovación
Miguel Ángel Perera: oreja y dos orejas y rabo simbólicos
José Garrido: silencio y ovación
 
Miguel Ángel Perera indulta al toro Hurón-48, de La Quinta.
 
 
20220729-santander010.jpg 20220729-santander011.jpg 20220729-santander012.jpg 20220729-santander013.jpg 20220729-santander014.jpg 20220729-santander015.jpg 20220729-santander016.jpg 20220729-santander017.jpg 20220729-santander019.jpg 20220729-santander020.jpg 20220729-santander021.jpg 20220729-santander022.jpg 20220729-santander023.jpg 20220729-santander024.jpg 20220729-santander025.jpg 20220729-santander026.jpg 20220729-santander027.jpg 20220729-santander028.jpg 20220729-santander029.jpg 20220729-santander030.jpg 20220729-santander031.jpg 20220729-santander032.jpg 20220729-santander033.jpg
 
Fotos JOAQUÍN ARJONA
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información