20210904 medinadelcampo02
4 de septiembre de 2021
MEDINA DEL CAMPO
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de DOMINGO HERNÁNDEZ y GARCIGRANDE
 
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Emilio de Justo
Juan Ortega
 
LA RÚBRICA Y EL POSO
 

La rúbrica que es la espada y que en tantas ocasiones fue injusta con la dimensión real que viene ofreciendo Miguel Ángel Perera fue hoy eso, rúbrica y confirmación a todo lo que hubo antes de ella: toreo. Toreo del bueno. Inteligente, templado, delicado, mandón, profundo, largo, suave… Todo ello junto en la misma coctelera en función de lo que en cada momento requiriera la lidia de sus toros. Toreo, pues. La técnica de imponer la voluntad humana sobre el instinto animal y construir belleza. Toreo cuajado y con el poso del tiempo que no pasa en balde traducido en dos obras diferentes ante dos toros diferentes. Mucho mejor el primero del lote del extremeño, que tuvo clase, sobre todo, por el pitón izquierdo. Más deslucido y breve en sus prestaciones el que hizo cuarto, que se apagó como una vela en la playa según fue avanzando la faena de muleta.

 

Al primero, lo cuajó Perera en una faena bella y sutil. Con la técnica al servicio de la belleza. Temple puro para multiplicar lo bueno y disimular lo menos valioso del animal, que fueron sus fuerzas justas. Pero tenía clase, buen fondo, y Miguel Ángel rascó paciente y delicado sabiendo que había premio. La recompensa se tradujo en un puñado de series, especialmente, al natural, en las que el torero se expresó relajado y encajado a la par que largo y poderoso. Temple puro. Mató pronto y el público de Medina del Campo le correspondió con las dos orejas.

 

Un balance que repitió en el segundo de su lote, que, dicho queda, sirvió menos. Lo lanceó Perera con variedad y lentitud con el capote. El astado tenía nobleza, pero le faltaba transmisión. Nada que objetar, así que el toreo de Puebla del Prior se puso manos a la obra con el crucigrama de encontrar las teclas oportunas en aras de la armonía que ese poso de nobleza del toro y de su casa hacía suponer. Y lo rescató Miguel Ángel en un trasteo que se lo debió todo a su fe y su clarividencia. El tiempo que no pasa en balde y el cuajo, esta vez, sí rubricado con otras dos orejas para realzar una tarde, de nuevo, maciza y plena.

Plaza de Toros de MEDINA DEL CAMPO. Lleno dentro del aforo permitido. Se lidian toros de DOMINGO HERNÁNDEZ y GARCIGRANDE
 
Miguel Ángel Perera: dos orejas y dos orejas
Emilio de Justo: oreja y dos orejas
Juan Ortega: silencio y ovación
 
 
Medina_del_Campo001.jpg Medina_del_Campo002.jpg Medina_del_Campo003.jpg Medina_del_Campo004.jpg Medina_del_Campo005.jpg Medina_del_Campo006.jpg Medina_del_Campo007.jpg Medina_del_Campo008.jpg Medina_del_Campo009.jpg Medina_del_Campo010.jpg Medina_del_Campo011.jpg Medina_del_Campo012.jpg Medina_del_Campo013.jpg Medina_del_Campo014.jpg Medina_del_Campo015.jpg Medina_del_Campo016.jpg Medina_del_Campo017.jpg Medina_del_Campo018.jpg Medina_del_Campo019.jpg Medina_del_Campo020.jpg Medina_del_Campo021.jpg Medina_del_Campo022.jpg
20210904 medinadelcampo02
4 de septiembre de 2021
MEDINA DEL CAMPO
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de DOMINGO HERNÁNDEZ y GARCIGRANDE
 
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Emilio de Justo
Juan Ortega
 
LA RÚBRICA Y EL POSO
 

La rúbrica que es la espada y que en tantas ocasiones fue injusta con la dimensión real que viene ofreciendo Miguel Ángel Perera fue hoy eso, rúbrica y confirmación a todo lo que hubo antes de ella: toreo. Toreo del bueno. Inteligente, templado, delicado, mandón, profundo, largo, suave… Todo ello junto en la misma coctelera en función de lo que en cada momento requiriera la lidia de sus toros. Toreo, pues. La técnica de imponer la voluntad humana sobre el instinto animal y construir belleza. Toreo cuajado y con el poso del tiempo que no pasa en balde traducido en dos obras diferentes ante dos toros diferentes. Mucho mejor el primero del lote del extremeño, que tuvo clase, sobre todo, por el pitón izquierdo. Más deslucido y breve en sus prestaciones el que hizo cuarto, que se apagó como una vela en la playa según fue avanzando la faena de muleta.

 

Al primero, lo cuajó Perera en una faena bella y sutil. Con la técnica al servicio de la belleza. Temple puro para multiplicar lo bueno y disimular lo menos valioso del animal, que fueron sus fuerzas justas. Pero tenía clase, buen fondo, y Miguel Ángel rascó paciente y delicado sabiendo que había premio. La recompensa se tradujo en un puñado de series, especialmente, al natural, en las que el torero se expresó relajado y encajado a la par que largo y poderoso. Temple puro. Mató pronto y el público de Medina del Campo le correspondió con las dos orejas.

 

Un balance que repitió en el segundo de su lote, que, dicho queda, sirvió menos. Lo lanceó Perera con variedad y lentitud con el capote. El astado tenía nobleza, pero le faltaba transmisión. Nada que objetar, así que el toreo de Puebla del Prior se puso manos a la obra con el crucigrama de encontrar las teclas oportunas en aras de la armonía que ese poso de nobleza del toro y de su casa hacía suponer. Y lo rescató Miguel Ángel en un trasteo que se lo debió todo a su fe y su clarividencia. El tiempo que no pasa en balde y el cuajo, esta vez, sí rubricado con otras dos orejas para realzar una tarde, de nuevo, maciza y plena.

Plaza de Toros de MEDINA DEL CAMPO. Lleno dentro del aforo permitido. Se lidian toros de DOMINGO HERNÁNDEZ y GARCIGRANDE
 
Miguel Ángel Perera: dos orejas y dos orejas
Emilio de Justo: oreja y dos orejas
Juan Ortega: silencio y ovación
 
 
Medina_del_Campo001.jpg Medina_del_Campo002.jpg Medina_del_Campo003.jpg Medina_del_Campo004.jpg Medina_del_Campo005.jpg Medina_del_Campo006.jpg Medina_del_Campo007.jpg Medina_del_Campo008.jpg Medina_del_Campo009.jpg Medina_del_Campo010.jpg Medina_del_Campo011.jpg Medina_del_Campo012.jpg Medina_del_Campo013.jpg Medina_del_Campo014.jpg Medina_del_Campo015.jpg Medina_del_Campo016.jpg Medina_del_Campo017.jpg Medina_del_Campo018.jpg Medina_del_Campo019.jpg Medina_del_Campo020.jpg Medina_del_Campo021.jpg Medina_del_Campo022.jpg
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información