20190915 murcia02
15 de septiembre de 2019
MURCIA
Feria de SEPTIEMBRE
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
LA PALMOSILLA
El Fandi
Sebastián Castella
MIGUEL ÁNGEL PERERA


 
LA VIRTUD DE LA PACIENCIA
 

Tras disfrutar ayer de la mejor cara de la bravura en Nimes, se topó hoy Miguel Ángel Perera con lo desrazado de su lote de toros de La Palmosilla en Murcia. Tuvieron nobleza sus dos oponentes, pero escaso fondo. Nada dentro les dejó el extremeño, tan paciente como templado, para extraerles cuanto tenían, siempre muy por encima de la materia prima que obró en sus manos. Su primera faena fue creciente en importancia en la misma medida en la que el torero fue modelando la condición a menos del astado. No se aburrió Miguel Ángel, acarició los muletazos desde los toques y empapó las embestidas tan apagadas con pulso delicado para, en su trayecto, ir convenciendo al animal. No era sencillo lograr conectar con el tendido, pero lo hizo Perera en base a la arquitectura de su oficio largo.

 

Y tampoco deparó grandes alegrías el comportamiento del sexto, sin celo igualmente. Pero no se excusó en ello, sino que se puso a esculpir a partir de lo que tenía, de manera paciente, poderoso cuando fue menester y relajadamente encajado una vez trazado el guión de la faena, sobre todo, al natural, por donde alcanzó momentos de mucha belleza. Le cayó la espada defectuosa y, como antes, se quedó sin premio material.

Plaza de Toros de MURCIA. Dos tercios de plaza. Se lidian toros de LA PALMOSILLA
 
El Fandi: ovación y dos orejas
Sebastián Castella: oreja y oreja
Miguel Ángel Perera: ovación tras petición y ovación
 
MIGU1293.JPG MIGU1309.JPG MIGU1316.JPG MIGU1320.JPG MIGU1331.JPG MIGU1345.JPG MIGU1351.JPG MIGU1393.JPG MIGU1418.JPG MIGU1424.JPG MIGU1425.JPG MIGU1439.JPG MIGU1452.JPG MIGU1460.JPG MIGU1472.JPG MIGU1482.JPG MIGU1485.JPG MIGU1492.JPG MIGU1497.JPG MIGU1502.JPG MIGU1508.JPG MIGU1518.JPG MIGU1519.JPG MIGU1520.JPG MIGU1538.JPG  
20190915 murcia02
15 de septiembre de 2019
MURCIA
Feria de SEPTIEMBRE
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
LA PALMOSILLA
El Fandi
Sebastián Castella
MIGUEL ÁNGEL PERERA


 
LA VIRTUD DE LA PACIENCIA
 

Tras disfrutar ayer de la mejor cara de la bravura en Nimes, se topó hoy Miguel Ángel Perera con lo desrazado de su lote de toros de La Palmosilla en Murcia. Tuvieron nobleza sus dos oponentes, pero escaso fondo. Nada dentro les dejó el extremeño, tan paciente como templado, para extraerles cuanto tenían, siempre muy por encima de la materia prima que obró en sus manos. Su primera faena fue creciente en importancia en la misma medida en la que el torero fue modelando la condición a menos del astado. No se aburrió Miguel Ángel, acarició los muletazos desde los toques y empapó las embestidas tan apagadas con pulso delicado para, en su trayecto, ir convenciendo al animal. No era sencillo lograr conectar con el tendido, pero lo hizo Perera en base a la arquitectura de su oficio largo.

 

Y tampoco deparó grandes alegrías el comportamiento del sexto, sin celo igualmente. Pero no se excusó en ello, sino que se puso a esculpir a partir de lo que tenía, de manera paciente, poderoso cuando fue menester y relajadamente encajado una vez trazado el guión de la faena, sobre todo, al natural, por donde alcanzó momentos de mucha belleza. Le cayó la espada defectuosa y, como antes, se quedó sin premio material.

Plaza de Toros de MURCIA. Dos tercios de plaza. Se lidian toros de LA PALMOSILLA
 
El Fandi: ovación y dos orejas
Sebastián Castella: oreja y oreja
Miguel Ángel Perera: ovación tras petición y ovación
 
MIGU1293.JPG MIGU1309.JPG MIGU1316.JPG MIGU1320.JPG MIGU1331.JPG MIGU1345.JPG MIGU1351.JPG MIGU1393.JPG MIGU1418.JPG MIGU1424.JPG MIGU1425.JPG MIGU1439.JPG MIGU1452.JPG MIGU1460.JPG MIGU1472.JPG MIGU1482.JPG MIGU1485.JPG MIGU1492.JPG MIGU1497.JPG MIGU1502.JPG MIGU1508.JPG MIGU1518.JPG MIGU1519.JPG MIGU1520.JPG MIGU1538.JPG  
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información