20170902 ronda02
2 de septiembre de 2017
RONDA
Corrida Goyesca
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
MARÍA GUIOMAR, DANIEL RUIZ, GARCIGRANDE, TORREALTA, JUAN PEDRO DOMECQ y JANDILLA
Diego Ventura - Paquirri
El Fandi - Sebastián Castella
MIGUEL ÁNGEL PERERA - Cayetano
  
 
LA CONQUISTA DE RONDA
 

Ronda no podía faltar a la colección de plazas de conquista pererista de esta temporada. Un templo así merecía ser escenario también del momento de Miguel Ángel, el mismo que quedó patente cargado de matices en el conjunto de su actuación ante el noble pero soso y apagado toro de Juan Pedro Domecq que le correspondió. Matices que van desde la lentitud y las manos bajas de las verónicas sueltas que dibujó, al ajuste sin cuentos en el quite por tafalleras y gaoneras, a la largura que le imprimió a sus muletazos por los dos pitones mientras le duró el viaje al toro o ese arrimón final de zapatillas ancladas como si fueran de acero a la entraña del Tajo rondeño y con el que puso en pie a la Maestranza de Antonio Ordóñez.

 

Porque todo ello cabe en este momento de Perera. En la seguridad con que plantea sus faenas, en la firmeza con que las lleva a cabo, en la profundidad con que las engrandece, en ese empaque fruto de tantas cosas que deja su toreo a modo de poso. En el tejer de todo esto se traza la actuación de Miguel Ángel Perera en su reencuentro feliz con Ronda. Pena que no tuviera más fondo el de Juan Pedro, que se apagara como azuzado por el aire que arreció mientras que toreaba el extremeño. Aire que se paró cuando se paró el torero. Impertérrito, como un faro que lo ilumina todo en derredor sin moverse él nunca. Una sucesión de naturales por los dos pitones –la luquesina-, suelta la ayuda en la arena, libre la muleta para volar hasta más allá de donde el toro se podía permitir. Una y otra vez, incansable, insistente, encendiendo en cada pase la mecha de la conexión con el tendido que terminó puesto en pie. Una demostración en toda regla de su capacidad sin fondo. Se tiró sincero para cobrar una estocada entera que no necesitó de más y Ronda, sensible y pura siempre, que le correspondió con su Puerta Grande. Precioso colofón para un día tan especial.

 
Plaza de Toros de RONDA. Lleno de "No hay billetes". Se lidian toros de MARÍA GUIOMAR, DANIEL RUIZ, GARCIGRANDE, TORREALTA, JUAN PEDRO DOMECQ y JANDILLA (éste como sobrero regalado por Paquirri).
 
Diego Ventura: dos orejas
Paquirri: ovación y dos orejas
El Fandioreja
Sebastián Castella: oreja 
Miguel Ángel Perera: dos orejas
Cayetano: dos orejas
 
Se desmonteran Curro Javier y Guillermo Barbero.
 
 
 
MIGU3492.JPG MIGU3498.JPG MIGU3521.JPG MIGU3574.JPG MIGU3583.JPG MIGU3705.JPG MIGU3911.JPG MIGU3916.JPG MIGU3919.JPG MIGU3920.JPG MIGU3926.JPG MIGU3946.JPG MIGU3983.JPG MIGU3984.JPG MIGU3993.JPG MIGU3994.JPG MIGU4006.JPG MIGU4007.JPG MIGU4042.JPG MIGU4045.JPG MIGU4058.JPG MIGU4089.JPG MIGU4110.JPG MIGU4116.JPG MIGU4117.JPG MIGU4132.JPG MIGU4140.JPG MIGU4141.JPG MIGU4174.JPG MIGU4188.JPG MIGU4203.JPG MIGU4218.JPG MIGU4394.JPG
 
20170902 ronda02
2 de septiembre de 2017
RONDA
Corrida Goyesca
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
MARÍA GUIOMAR, DANIEL RUIZ, GARCIGRANDE, TORREALTA, JUAN PEDRO DOMECQ y JANDILLA
Diego Ventura - Paquirri
El Fandi - Sebastián Castella
MIGUEL ÁNGEL PERERA - Cayetano
  
 
LA CONQUISTA DE RONDA
 

Ronda no podía faltar a la colección de plazas de conquista pererista de esta temporada. Un templo así merecía ser escenario también del momento de Miguel Ángel, el mismo que quedó patente cargado de matices en el conjunto de su actuación ante el noble pero soso y apagado toro de Juan Pedro Domecq que le correspondió. Matices que van desde la lentitud y las manos bajas de las verónicas sueltas que dibujó, al ajuste sin cuentos en el quite por tafalleras y gaoneras, a la largura que le imprimió a sus muletazos por los dos pitones mientras le duró el viaje al toro o ese arrimón final de zapatillas ancladas como si fueran de acero a la entraña del Tajo rondeño y con el que puso en pie a la Maestranza de Antonio Ordóñez.

 

Porque todo ello cabe en este momento de Perera. En la seguridad con que plantea sus faenas, en la firmeza con que las lleva a cabo, en la profundidad con que las engrandece, en ese empaque fruto de tantas cosas que deja su toreo a modo de poso. En el tejer de todo esto se traza la actuación de Miguel Ángel Perera en su reencuentro feliz con Ronda. Pena que no tuviera más fondo el de Juan Pedro, que se apagara como azuzado por el aire que arreció mientras que toreaba el extremeño. Aire que se paró cuando se paró el torero. Impertérrito, como un faro que lo ilumina todo en derredor sin moverse él nunca. Una sucesión de naturales por los dos pitones –la luquesina-, suelta la ayuda en la arena, libre la muleta para volar hasta más allá de donde el toro se podía permitir. Una y otra vez, incansable, insistente, encendiendo en cada pase la mecha de la conexión con el tendido que terminó puesto en pie. Una demostración en toda regla de su capacidad sin fondo. Se tiró sincero para cobrar una estocada entera que no necesitó de más y Ronda, sensible y pura siempre, que le correspondió con su Puerta Grande. Precioso colofón para un día tan especial.

 
Plaza de Toros de RONDA. Lleno de "No hay billetes". Se lidian toros de MARÍA GUIOMAR, DANIEL RUIZ, GARCIGRANDE, TORREALTA, JUAN PEDRO DOMECQ y JANDILLA (éste como sobrero regalado por Paquirri).
 
Diego Ventura: dos orejas
Paquirri: ovación y dos orejas
El Fandioreja
Sebastián Castella: oreja 
Miguel Ángel Perera: dos orejas
Cayetano: dos orejas
 
Se desmonteran Curro Javier y Guillermo Barbero.
 
 
 
MIGU3492.JPG MIGU3498.JPG MIGU3521.JPG MIGU3574.JPG MIGU3583.JPG MIGU3705.JPG MIGU3911.JPG MIGU3916.JPG MIGU3919.JPG MIGU3920.JPG MIGU3926.JPG MIGU3946.JPG MIGU3983.JPG MIGU3984.JPG MIGU3993.JPG MIGU3994.JPG MIGU4006.JPG MIGU4007.JPG MIGU4042.JPG MIGU4045.JPG MIGU4058.JPG MIGU4089.JPG MIGU4110.JPG MIGU4116.JPG MIGU4117.JPG MIGU4132.JPG MIGU4140.JPG MIGU4141.JPG MIGU4174.JPG MIGU4188.JPG MIGU4203.JPG MIGU4218.JPG MIGU4394.JPG
 
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información