20170429-aguascalientes02
29 de abril de 2017
AGUASCALIENTES
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
MIMIAHUAPAM
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Juan Pablo Sánchez
Luis David Adame
  
A FUEGO LENTO
 
A medio camino entre la preocupación por no saber a ciencia cierta qué tenía Curro Javier, su hombre de confianza, tras ser alcanzado por el toro a la salida de un par de banderillas y la certeza de que ese toro, Viva Aguascalientes de nombre, le iba a servir, se fue Miguel Ángel Perera decidido a los medios para brindar lo que iba a hacer. Y lo que hizo fue una faena de plena esencia venturista, ésa que se define desde la lentitud, la profundidad y la total capacidad para maximizar las opciones de sus oponentes a base de torear a su favor cuando se sabe que éstos van a romper lejos y detrás, tan lejos y tan detrás donde los lleva Perera. Desde el primer compás, todo fue puro pulso, el brazo como extensión del alma. Y la cintura hundida como el eje de todo. Y las muñecas prolongando lo infinito. Y todo, con el empaque de lo que es puro y natural, nada de pose, todo de poso. Por ambos pitones, toreando Miguel Ángel cada vez más despacio y cada vez en series más largas por dónde terminaban y por cuánto duraban. Y el público, tan pasional como es en México, apasionado con motivos, paladeando a lo méxicano el toreo tan mexicano de Perera. Al ralentí, a compás. Muy mecido, muy suave, acariciando. Dejando que esa caricia estremeciera. Se abandonó el torero en el tramo final de su obra toreando al natural por los dos lados después de arrojar la ayuda e irse cambiando la muleta por la espalda tras cada muletazo para comenzar el siguiente y sin solución de continuidad. Ligazón en grado sumo, con el cuerpo, hierático y pétreo, como pilar que todo lo sostiene. Emocionante faena, acaramelada, deliciosa. Se fue con verdad destrás de la espada y la suerte suprema le hizo justicia a Perera hasta conseguir la oreja. El susto de Curro Javier quedó, por suerte, en eso, un susto doloroso por los golpes que el subalterno sevillano sufrió al ser alcanzado por el toro que hizo hilo con él y que contó en su favor con que Curro no tuvo estribo desde el que impulsarse al callejón. Según la información de los médicos que le atendieron en la enfermería, Curro Javier regresa a España con varios golpes en la rodilla y el pie derechos y en el codo y el hemitorax izquierdo que precisan de pruebas radiológicas, pero que no revisten gravedad. Sin duda, la mejor noticia posible. 
 
 
Entre el fuerte viento y la condición del toro, no tuvo Miguel Ángel opción alguna ante su primero. Lo cuidó en los primeros tercios y lo dejó casi inédito en el caballo, pero no halló correspondencia. El ejemplar de Mimiahuapam se puso pronto a la defensiva, no se entregó nunca y midió mucho al torero, que se vio obligado a abreviar. Tras pinchar dos veces, cobró una estocada y un descabello. 
 
Plaza de Toros Monumental de AGUASCALIENTES. Dos tercios de plaza. Se lidian dos toros de MIMIAHUAPAM.
 
Miguel Ángel Perera: silencio y oreja
Juan Pablo Sánchez: silencio y palmas
Luis David Adame: oreja y palmas 
 
Curro Javier fue atendido en la enfermería de varios golpes tras ser alcanzado por el cuarto a la salida de un par de banderillas.
 
20170429-aguascalientes010.jpg 20170429-aguascalientes011.jpg 20170429-aguascalientes012.jpg 20170429-aguascalientes013.jpg 20170429-aguascalientes014.jpg 20170429-aguascalientes015.jpg 20170429-aguascalientes016.jpg 20170429-aguascalientes017.jpg 20170429-aguascalientes018.jpg 20170429-aguascalientes019.jpg 20170429-aguascalientes020.jpg 20170429-aguascalientes021.jpg 20170429-aguascalientes022.jpg 20170429-aguascalientes023.jpg 20170429-aguascalientes024.jpg 20170429-aguascalientes025.jpg
 
Fotos LUIS HUMBERTO GARCÍA "HUMBERT" y DIEGO ESTRADA
20170429-aguascalientes02
29 de abril de 2017
AGUASCALIENTES
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
MIMIAHUAPAM
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Juan Pablo Sánchez
Luis David Adame
  
A FUEGO LENTO
 
A medio camino entre la preocupación por no saber a ciencia cierta qué tenía Curro Javier, su hombre de confianza, tras ser alcanzado por el toro a la salida de un par de banderillas y la certeza de que ese toro, Viva Aguascalientes de nombre, le iba a servir, se fue Miguel Ángel Perera decidido a los medios para brindar lo que iba a hacer. Y lo que hizo fue una faena de plena esencia venturista, ésa que se define desde la lentitud, la profundidad y la total capacidad para maximizar las opciones de sus oponentes a base de torear a su favor cuando se sabe que éstos van a romper lejos y detrás, tan lejos y tan detrás donde los lleva Perera. Desde el primer compás, todo fue puro pulso, el brazo como extensión del alma. Y la cintura hundida como el eje de todo. Y las muñecas prolongando lo infinito. Y todo, con el empaque de lo que es puro y natural, nada de pose, todo de poso. Por ambos pitones, toreando Miguel Ángel cada vez más despacio y cada vez en series más largas por dónde terminaban y por cuánto duraban. Y el público, tan pasional como es en México, apasionado con motivos, paladeando a lo méxicano el toreo tan mexicano de Perera. Al ralentí, a compás. Muy mecido, muy suave, acariciando. Dejando que esa caricia estremeciera. Se abandonó el torero en el tramo final de su obra toreando al natural por los dos lados después de arrojar la ayuda e irse cambiando la muleta por la espalda tras cada muletazo para comenzar el siguiente y sin solución de continuidad. Ligazón en grado sumo, con el cuerpo, hierático y pétreo, como pilar que todo lo sostiene. Emocionante faena, acaramelada, deliciosa. Se fue con verdad destrás de la espada y la suerte suprema le hizo justicia a Perera hasta conseguir la oreja. El susto de Curro Javier quedó, por suerte, en eso, un susto doloroso por los golpes que el subalterno sevillano sufrió al ser alcanzado por el toro que hizo hilo con él y que contó en su favor con que Curro no tuvo estribo desde el que impulsarse al callejón. Según la información de los médicos que le atendieron en la enfermería, Curro Javier regresa a España con varios golpes en la rodilla y el pie derechos y en el codo y el hemitorax izquierdo que precisan de pruebas radiológicas, pero que no revisten gravedad. Sin duda, la mejor noticia posible. 
 
 
Entre el fuerte viento y la condición del toro, no tuvo Miguel Ángel opción alguna ante su primero. Lo cuidó en los primeros tercios y lo dejó casi inédito en el caballo, pero no halló correspondencia. El ejemplar de Mimiahuapam se puso pronto a la defensiva, no se entregó nunca y midió mucho al torero, que se vio obligado a abreviar. Tras pinchar dos veces, cobró una estocada y un descabello. 
 
Plaza de Toros Monumental de AGUASCALIENTES. Dos tercios de plaza. Se lidian dos toros de MIMIAHUAPAM.
 
Miguel Ángel Perera: silencio y oreja
Juan Pablo Sánchez: silencio y palmas
Luis David Adame: oreja y palmas 
 
Curro Javier fue atendido en la enfermería de varios golpes tras ser alcanzado por el cuarto a la salida de un par de banderillas.
 
20170429-aguascalientes010.jpg 20170429-aguascalientes011.jpg 20170429-aguascalientes012.jpg 20170429-aguascalientes013.jpg 20170429-aguascalientes014.jpg 20170429-aguascalientes015.jpg 20170429-aguascalientes016.jpg 20170429-aguascalientes017.jpg 20170429-aguascalientes018.jpg 20170429-aguascalientes019.jpg 20170429-aguascalientes020.jpg 20170429-aguascalientes021.jpg 20170429-aguascalientes022.jpg 20170429-aguascalientes023.jpg 20170429-aguascalientes024.jpg 20170429-aguascalientes025.jpg
 
Fotos LUIS HUMBERTO GARCÍA "HUMBERT" y DIEGO ESTRADA
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información