20170401-guadalajara02
1 de abril de 2017
GUADALAJARA
Feria de la PRIMAVERA
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
JOSÉ LUIS PEREDA y LA DEHESILLA
Paquirri
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Iván Fandiño
  
CONTRA LOS ELEMENTOS
 
Hay tardes de toros que se tuercen desde el propio aire que las envuelve. Hoy el aire fue frío y viento por momentos, envolviendo de invierno la corrida inaugural y cenital de la Feria de la Primavera de Guadalajara. Soplaron rachas de ese viento frío desagradable para el público, cuánto más para los toreros. Porque tanto se volaban los trastos que nunca pudieron sacar a los toros a terrenos diferentes del tercio y los adentros en busca de hallar en ellos otras prestaciones diferentes a las que ofrecieron. Se fruncía el gesto de los toreros a la par que gran parte de su atención y de su tensión tenía que estar puesta en que los engaños sólo volaran allá donde ellos los mandaran. Muchas veces no pudo ser así. Tampoco rompió hacia adelante la corrida de José Luis Pereda y La Dehesilla en la medida en que sus hechuras anunciaban.
 
Ninguna opción encontró Miguel Ángel Perera con el primer ejemplar de su lote. El toro fue deslucido porque nunca se entregó ni fue metido en el mando que le trató de imponer el torero. A todo ello, el dichoso viento, zarandeando una y otra vez el vuelo de capotes y muleta y, con ellas, la propia voluntad de Perera por ganar aquella pelea desde el argumento de la lidia y de la técnica. Para más inri, al entrar a matar, la espada de Miguel Ángel hizo efecto de ballesta y, como si fuera un látigo, le rasgó el labio, e incluso, le rompió un diente al diestro extremeño que, nada más terminar con su enemigo, tuvo que pasar por la enfermería, donde le aplicaron cuatro puntos de sutura.
 
Otra pausa le dio el quinto a Perera. Al menos, le dejó ponerse y mandar con firmeza. Mandar sobre la construcción de la faena y sus circunstancias. Mandó con firmeza y seguridad Miguel Ángel a base de dejar la franela muy planchada en la cara del toro, arrastrarla a la altura de su mirada y vaciar en línea recta para volver a enganchar la embestida y, así, tratar de ponerle conjunción a las tandas. Valoró el público la disposición de Miguel Ángel Perera, su capacidad, su decisión por mandar y por ganar, que se terminó de expresar en los muletazos finales de planta enhiesta y muñeca suelta para enroscarse al de La Dehesilla en la cintura asumiendo que, en cualquier momento, podía llegar una mala pasada del viento que le descubriera. No pasó porque Perera había salido a ganar. Y ganó. El premio fue una oreja tras cobrar una excelente media estocada de impecable ejecución y colocación. Esa oreja fue hoy su botín en la batalla librada contra tantos elementos.
 
 
Coso de LAS CRUCES de GUADALAJARA. Tres cuartos de entrada. Se lidian toros de JOSÉ LUIS PEREDA y LA DEHESILLA 
 
Paquirri: silencio y silencio
Miguel Ángel Perera:  silencio y oreja  
Iván Fandiño: oreja y silencio
 
MIGU5853.JPG MIGU5869.JPG MIGU5879.JPG MIGU5890.JPG MIGU5892.JPG MIGU6070.JPG MIGU6084.JPG MIGU6085.JPG MIGU6095.JPG MIGU6140.JPG MIGU6152.JPG MIGU6159.JPG MIGU6174.JPG MIGU6194.JPG
 
 
 
 
20170401-guadalajara02
1 de abril de 2017
GUADALAJARA
Feria de la PRIMAVERA
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
JOSÉ LUIS PEREDA y LA DEHESILLA
Paquirri
MIGUEL ÁNGEL PERERA
Iván Fandiño
  
CONTRA LOS ELEMENTOS
 
Hay tardes de toros que se tuercen desde el propio aire que las envuelve. Hoy el aire fue frío y viento por momentos, envolviendo de invierno la corrida inaugural y cenital de la Feria de la Primavera de Guadalajara. Soplaron rachas de ese viento frío desagradable para el público, cuánto más para los toreros. Porque tanto se volaban los trastos que nunca pudieron sacar a los toros a terrenos diferentes del tercio y los adentros en busca de hallar en ellos otras prestaciones diferentes a las que ofrecieron. Se fruncía el gesto de los toreros a la par que gran parte de su atención y de su tensión tenía que estar puesta en que los engaños sólo volaran allá donde ellos los mandaran. Muchas veces no pudo ser así. Tampoco rompió hacia adelante la corrida de José Luis Pereda y La Dehesilla en la medida en que sus hechuras anunciaban.
 
Ninguna opción encontró Miguel Ángel Perera con el primer ejemplar de su lote. El toro fue deslucido porque nunca se entregó ni fue metido en el mando que le trató de imponer el torero. A todo ello, el dichoso viento, zarandeando una y otra vez el vuelo de capotes y muleta y, con ellas, la propia voluntad de Perera por ganar aquella pelea desde el argumento de la lidia y de la técnica. Para más inri, al entrar a matar, la espada de Miguel Ángel hizo efecto de ballesta y, como si fuera un látigo, le rasgó el labio, e incluso, le rompió un diente al diestro extremeño que, nada más terminar con su enemigo, tuvo que pasar por la enfermería, donde le aplicaron cuatro puntos de sutura.
 
Otra pausa le dio el quinto a Perera. Al menos, le dejó ponerse y mandar con firmeza. Mandar sobre la construcción de la faena y sus circunstancias. Mandó con firmeza y seguridad Miguel Ángel a base de dejar la franela muy planchada en la cara del toro, arrastrarla a la altura de su mirada y vaciar en línea recta para volver a enganchar la embestida y, así, tratar de ponerle conjunción a las tandas. Valoró el público la disposición de Miguel Ángel Perera, su capacidad, su decisión por mandar y por ganar, que se terminó de expresar en los muletazos finales de planta enhiesta y muñeca suelta para enroscarse al de La Dehesilla en la cintura asumiendo que, en cualquier momento, podía llegar una mala pasada del viento que le descubriera. No pasó porque Perera había salido a ganar. Y ganó. El premio fue una oreja tras cobrar una excelente media estocada de impecable ejecución y colocación. Esa oreja fue hoy su botín en la batalla librada contra tantos elementos.
 
 
Coso de LAS CRUCES de GUADALAJARA. Tres cuartos de entrada. Se lidian toros de JOSÉ LUIS PEREDA y LA DEHESILLA 
 
Paquirri: silencio y silencio
Miguel Ángel Perera:  silencio y oreja  
Iván Fandiño: oreja y silencio
 
MIGU5853.JPG MIGU5869.JPG MIGU5879.JPG MIGU5890.JPG MIGU5892.JPG MIGU6070.JPG MIGU6084.JPG MIGU6085.JPG MIGU6095.JPG MIGU6140.JPG MIGU6152.JPG MIGU6159.JPG MIGU6174.JPG MIGU6194.JPG
 
 
 
 
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información